Swift

Robotech Fan Fiction





Parte I: Antes de Volar



Capítulo 1 - Los inicios



"¡¡Bien!!" Colgué con fuerza el teléfono y salí molesto de la cabina telefónica. Mi novia había decidido que no quería asistir al espectáculo aéreo. "Esa maldita" Estaba como hirviendo. Ella no sentía que le iba a gustar. ¿El evento aéreo mas espectacular en la historia del mundo y ella no sentía que le iba a gustar? ¡Bah!



La Tierra había recibido un tesoro especial de los cielos en el verano de 1999. Una nave espacial alienígena se estrello en la atmósfera de la Tierra, cayendo en una pequeña isla del Pacifico Sur. Una guerra global que ardía llego a un alto estrepitoso, y la Tierra se unió por primera vez ante el miedo de una invasión extraterrestre. Un cuerpo gubernamental mundial, el Gobierno de la Tierra Unida (UEG), fue formado para desenterrar los secretos de la gigantesca nave extraterrestre y tomar los pasos necesarios para defender la Tierra de una invasión alienígena. Durante diez años, los científicos mas grande de la Tierra fueron reunidos para descubrir los secretos escondidos en la profundidad de esta nave -- y sus descubrimientos salvarían a la raza humana de la extinción.



El Gobierno de la Tierra Unida se encontró sorpresivamente con muy poca resistencia por parte de la población del planeta. Cansados de pelear los unos contra los otros, y aterrorizados ante el espectro de una invasión por parte de una fuerza extraña, aceptaron a la UEG y sus Militares de la Tierra Unida (conocidos después como la Fuerza de Defensa Robotech -RDF) con los brazos abiertos. Como un americano en general y un texano en particular, yo no estaba muy deseoso de aceptar la idea de un gobierno mundial y los horrores que representaba. Aun, a pesar de mi desconfianza, la UEG era una organización benevolente por el momento, y enfoco sus energías hacia su objetivo principal -- defensa del planeta de una invasión extraterrestre.
El día de la fallida partida de la Tierra del SDF-1 en el verano del 2009, yo era un muchacho. Un joven adolescente. El primer hijo de un ingeniero aeronautico/espacial -- y después Jefe de Desarrollo Aeronáutico de la RDF-- estaba destinado a amar aviones. Fue un amor que provenía mucho antes de lo que yo pueda recordar, a los días anteriores a cuando podía caminar. La mayoría de los niños aman muñecos y animales de peluche --y por supuesto yo también-- pero mi primer y verdadero amor fue para los aviones.




Super Dimensional Fortress One (SDF-1) departing Macross Island in Cruiser Mode, 27 June, 2009
Una invención de inicios del siglo veinte, el avión a sufrido algunos cambios radicales durante su 100 años de vida, y nunca perdí mi fascinación o mi amor con ellos. Por supuesto, era una extensión natural de mis genes que algún día me harían un piloto militar. Dentro de mi corazón sabia que estaba escrito en piedra que algún día Jeff Framton llegaria a ser un piloto de combate. Eso fue hasta el día mas amargo de mi vida, mi desafortunado cumpleaños numero trece, cuando vi la tabla de piedra derrumbarse ante mis ojos.



Recuerdo una visita al oculista cuando sobre escuche una conversación entre el y mi madre. El dijo algo al hecho de que gradualmente empezaría a tener dificultades al leer el pizarrón en la escuela. Si yo no hubiera oído esas palabras en mis años de adolescente hubiera sido un poco menos frustrante para mi. Mi madre me juro, años mas tarde, que esa conversación nunca sucedió, y aun así esas palabras no se referían a mi. Pero por supuesto, yo si las había escuchado.


Fue una cosa extraña, esas palabras. Me consumieron. Empece a darme cuenta que el pizarrón estaba volviéndose borroso, que ya no podía leer el letrero de alto al final de mi calle, cuando todos mis amigos si podían. Y lentamente, pero verdaderamente me encontré haciendo trampa en los exámenes de la vista. Fue un día miserable, en mi cumpleaños numero trece, cuando, imposibilitado de hacer trampa por mas tiempo, falle un examen de la vista. El doctor me dijo que necesitaría anteojos. Estaba destrozado. Los militares no quieren pilotos que usen lentes. Era una regla arcaica, de los viejos tiempos cuando eliminando candidatos era mas importante que encontrar a los ambiciosos para el deber. Mi sueño de toda la vida parecía perdido.
Ahora, cuatro años después, estaba todavía pateando piedras sobre la mano desafortunada que El Gran Negociante me había destinado. Estar entre pilotos militares me llevo a la rabia. Ellos podían hacer todo por lo que había vivido porque podían ver mejor que yo. Que existencia mas podrida y miserable me hubiera llevado. Y por su puesto viene la pregunta inevitable, "¿Por que yo?"



Fue mientras criaba mi destino antes de la ceremonia de despegue que llevara hacia el fallido viaje del SDF-1 cuando me llamo la atención un avión que seria mi amante y compañera por los siguientes 20 años: el VF-1 "Valkyrie" --el primer "Caza de Tecnología Variable", también conocido como "Veritech". La aeronave mas elegante que jamas haya surcado los cielos, el Valkyrie también guardaba un maravilloso secreto --uno que en unas pocas horas probaría ser vital al defender la Tierra contra la mas grande amenaza que haya enfrentado la humanidad. Era absolutamente hermoso. Un caza liso y elegante.



VF-1A "Valkyrie"
¡La vista de la nave me hacia sentir furioso! Me estaban robando de mi destino, ¡Maldición!, ¡Malditos esos cirujanos y comandantes idiotas! ¡¿Que sabían ellos?! ¡¿Que importaba si podías ver perfectamente el primer día, si después ya no importaba?! (Para estas fechas mas del 45% de los pilotos de la RDF usaban lentes correctivos de una forma o de otra, solo añadiéndolo a mi frustración.) Me enoje -- Me enoje tan fuerte de hecho, que estoy seguro que reduje mi vida por al menos un par de años.



¿Por que Dios me escogió enfrentarme con este destino? Meditaba la pregunta en mi mente una y otra vez sin ningún resultado. Por supuesto, Por supuesto, como se mostraría mas tarde, el destino seria mas piadosamente amable conmigo. Pero los planes del destino no tenían ninguna utilidad hacia mi ese día.
Pase la mañana recorriendo la base aérea, observando los cazas, bombarderos y aviones de reconocimientos mas avanzados y mas nuevos de la Fuerza de Defensa Robotech. ¡Y los transportes! ¡Por Dios, los transportes! Eran ¡ENORMES! Absolutamente gigantescos. Ellos podían cargar casi el doble de personas que la mayor aeronave del siglo 20, el Boeing 747. Fue en ese momento que la dura realidad del progreso golpeo mi cabeza. Que lejos hemos llegado desde los biplanos de cuerda y madera de la Primera Guerra Mundial.



Mientras miraba los aviones, Me encontré con un par de mis amigos, Nathan "Nate" Morris y Joseph "Knuckles" Burkett. Nate era un joven delgado con características cómicas y una apariencia que escondía su naturaleza feroz. Con un ojo permanentemente mirando hacia un lado, el reflejaba la parte de vividor que era. Joe se veía... bueno.. Joe. Alto y musculoso, se gano su apodo como boxeador de guantes de oro en el equipo de boxeo de la escuela.
"¡Hey, Jake!" exclamaron. Jack era por supuesto, mi apodo --otorgado por mi mamá por su gran amor la estrella de cine del siglo 20, John Wayne (o "El Gran Jake"), y por mis amigos por mi pasión por la película de 1996 "The Sand Pebbles". Estelarizada por Steve McQueen, basada en la historia de un marinero en un bote armado en china durante los años 20. Una película notable --Siempre pensé que las antiguas eran las mejores-- que no era secreto que era mi favorita, y no paso mucho tiempo antes que mis amigos me llamaran Jake, gracias al personaje de McQueen, Jake Holman.




"¡Hola amigos! ¿Que pasa?" pregunte, intercambiando saludos de manos.
"Este es un endemoniado espectáculo, ¿verdad?" pregunto Nate.
"Seguro que lo es" conteste "¿Por que no buscamos un buen lugar para verlo?"
"Suena bien," dijeron.
Y naturalmente, hicimos equipo cada uno por el resto del día, levantando fuegos como los locos adolescentes que éramos.
El evento aéreo fue espectacular. Nunca antes vi tantos aviones en un mismo lugar al mismo tiempo. La magnitud del ambiente fue suficiente para hacer quedarse boquiabierto --y por supuesto y por su puesto yo también. El nuevo y reformado Equipo Acrobatico de la Fuerza Aérea Japonesa (actualmente la Fuerza Aérea de Auto Defensa Japonesa), "El Impulso Azul" dio su primera actuación publica después de haber sido disuelto durante la Guerra Global. Sus VF-1 brillantemente pintados hicieron cosas que los pilotos de meses anteriores --clásicos norteamericanos F-86 "Sabre" Mitsubichi T-2 y Kawasaki T-4-- nunca imaginaron posible. La multitud enloqueció ante las maniobras del equipo, con una coreografía para demostrar la finura y el poder de los nuevos Valkyries. Mientras los propulsores tronaron sobre nuestras cabezas, un escalofrío recorrió mi espalda. Eran realmente maravillosos.



Mientras girábamos nuestras cabezas hacia el cielo, mirando hacia las naves volar sobre nosotros, no nos tomo mucho tiempo pensar en subir a la torre de control para tener una mejor vista del espectáculo que estábamos viendo. Esta idea me estaba suplicando, ya que mis amigos nunca habían estado ahí antes --Sabia que ellos disfrutarían ver como se hacen las cosas.
Corrí hacia el elevador de la torre y presione el botón. "Hola amigos, soy yo, Jake Framton. ¿Hay espacio para algunos visitantes alla arriba?"
"Hola Jake, ¿Que pasa?" pregunto la voz desde la torre. Durante los días en que estaba consiguiendo mi licencia de piloto, mi instructor nos dio una visita a la torre. Estaba tan impresionada que obtuve puntos al visitarla regularmente y rápidamente me relacione con casi todos los controladores. "Mira, estamos un poco llenos ahora, con estos dignatarios y todo. Por que no regresas en una hora mas o menos, ¿esta bien?"
Grandioso, pensé, frustrado en mi intento de impresionar a mis amigos. Otra decepción. Mi inmadurez me permitía algo mas que pena, y me pregunte si algo mas podría salir mal. Debería de haber sabido mejor que tentar a los dioses --ellos tenían muchas sorpresas almacenadas para todo el mundo en ese día.



Bien, como el destino había predicho, cada nube tiene su hilo de plata, y me falla al encontrar un lugar en la torre de control se convirtió en una bendición oculta. Mientras caminábamos de la torre hacia la rampa, espíe las mas hermosas piernas que jamas haya visto en una mujer en toda mi vida. Largas, bronceadas, delgadas. Babee como un perro pavloviano. No paso mucho tiempo para que mis acompañantes se dieran cuenta que estaban caminando solos. ¡Yo estaba acomodándome para un ataque!



Mis intrépidos acompañantes pronto encontraron el objeto de admiración y osadamente anuncie mis intenciones.
"Voy a pedirle que salgamos," Dije con una confianza no característica.
"Vamos Jake, ve por ella" exclamo Nate.
"Ella es la mujer mas bella que haya visto," dije excitado.
"Sin dudarlo, Jake. Me gustaría morderle las nalgas y que se me atoraran las mandíbulas" rugió Knuckles.
Con mis amigos siguiendome la seguí hasta el cercano transporte VTOL "Tunny". Que belleza era. Con un cabello corto, oscuro, y una figura firme, estaba completamente en trance por ella. Tenia que moverme rápidamente para encontrarme con ella entes de que sea...
Demasiado tarde. De la nada una manada de niños corrieron sobre la escalera de abordaje y formaron una larga linea. Ella desaparecería en ese desorden y nunca la volvería a encontrar. ¡Rayos!



"Nunca la encontrare ahí," me lamente.
"No te preocupes, ya la encontraremos," me aseguro Knuckles, mientras ella desaparecía entre las bóvedas del cavernoso aparato. La seguimos tanto como pudimos, perdiendo cuando menos un par de minutos debido a la larga linea.
Cuando alcanzamos la puerta de entrada, me asome. La gente estaba por todos lados.
"Diablos, nunca la encontraremos," dije abatidamente.
"No te preocupes, hombre, nosotros la encontraremos," me volvió a asegurar Knuckles.
Como siempre, Knuckles estaba en lo alto de las cosas, y su confianza estaba en el blanco.
"Por aquí," exclamo, apuntando hacia la rampa de salida posterior del transporte. "¡Vamos, vamos, muévanse! ¡Vamos por aquí!"
Empujamos en nuestro camino a cientos de personas e hicimos nuestro camino hacia la rampa de salida.



"¿Por donde se fue ella? ¿Maldición?" Exclame. Mal humorado, busque desesperadamente en todas las direcciones, sin éxito. Ella alcanzo a escaparse de mi otra vez. Entonces la volví a ver. Una vez mas, estaba demasiado tarde. Ella estaba platicando con un hombre de pelo canoso bajo la ala de un viejo KC-135 "Stratotanker," y seria imposible llamar su atención sin parecer un completo idiota. Maldije mi suerte. Tendría que avergonzarme en frente de mucha gente para llamar su atención --algo que particularmente me tenia sin cuidado. Me dirigí hacia ella y me acerque silenciosamente, mirando como un idiota, preguntándome que hice para merecer este cruel castigo. Mientras averiguaba como llamar su atención sin permitir que me escuchara toda la multitud alrededor de ella. Nate se introduce entre ella y el viejo.
"Discúlpeme señor, ¿Usted vuela este avión?" le pregunto. Era la mejor cosa que se podía hacer.
"Oh, no hijo..." contesto el hombre.
¡Perfecto! Tratando desesperadamente de no reírme, aproveche la oportunidad y llame la atención de la chica.



"Hola, ¿Como estas? Mi nombre es Jeff y no pude evitar preguntarte," lo dije con una confianza que me sorprendió. "¿Te gustan los aviones?" Por la cara que puso sabia que había pegado.
"Claro que si. Me gustaría ser una piloto algún día", me dijo con una sonrisa brillante.
"¿De verdad? Pues, yo soy un piloto", dije orgullosamente.
"¿Lo eres?" ella dijo con los ojos brillando.
"Claro que lo soy. Y seria un placer llevarte a un paseo algún día --aun enseñarte como se hace, si gustas. Jeff Framton," dije, extendiendo mi mano.
"Rebeca Casey," me dijo, estrechando mi mano, su largo cabello castaño, casualmente descansando del lado derecho de su pecho. "Pero puedes llamarme Beki," agrego con un guiño seductivo.



Estuve parado ahí por lo que pareció horas, observando la belleza que tenia. Con sus ojos azul brillante, labios pequeños y delgados y una minúscula nariz que se levantaba ligeramente en la punta, era si ninguna duda, una chica hermosa que jamas había visto e inmediatamente me enamore de ella. Olvida el amor pasajero, olvida el amor fatuo. Fue directo al blanco y recogí mis 200 dólares. Cuando se trataba de leer a la gente mi intuición era un infalible sexto sentido,, y de alguna manera sabia que esta chica era para mi. Para mi sorpresa, pegamos instantáneamente y por el resto del día paseamos tomados de los brazos, riendo de las bromas de los dos, bromeando Policías Militares, intercambiando bloqueador de sol...
Seguimos paseando bajo el ambiente cálido del sol de mediodía, el sudor en nuestros cuerpos mostraban una aprobación de la presencia del otro. Era el ultimo momento que disfrutaría de una dosis de luz solar por un largo tiempo, porque todo el Infierno estaba a punto de soltarse.


por Jason W. Smith Julio 1995


traducción Gerardo Campos De León Julio 1998


Copyright © 1995-98 by Jason W. Smith


(Nota del autor: Este es un trabajo de ficción. Cualquier similaridad a eventos, personas, etc. actuales es pura coincidencia --aun si fue intencional)


Basado en los personajes y situaciones de Robotech, © 1985 Harmony Gold, USA, Inc.


Robotech (R) es propiedad de Harmony Gold. Este documento de ninguna manera tiene la intención de violar sus derechos

pueder leer el resto de los capitulos aqui en este Link
Tu Universo De Los Comics

You Might Also Like

1 Comenta antes de que Te quiebre los dedos

Desarrolla Tus ideas, O Vales Madrox

Doppelfreak

Doppelfreak
Doppelfreak

Twitter Roll

Dedicatoria

Este Site , esta dedicado, a la memoria de Adrian, mi hermano, para L.M en Mexico y a Spawn, mi Mascota y Sidekick, por mucho tiempo......................

Pageviews

Todos Los Derechos Pertenecen a sus respectivas Editoriales y Autores, su uso es Informativo. Con tecnología de Blogger.

Flickr Images

Labels